Muda de piel por completo

No mires dentro; no busques afuera. No trates de aquietar tus pensamientos, ni de hacer descansar tu cuerpo. Simplemente comprende profundamente, conoce profundamente, corta con todo de una vez, siéntate durante un rato y ve.
Aunque digas que no hay espacio entre los cuatro puntos cardinales para dar un paso, ni lugar en el mundo donde encajar tu cuerpo, al final no deberías depender del poder de otro.
Cuando lo ves de esta manera, no hay piel, ni huesos, ni tuétano, adecuados para tí. Nacimiento y muerte, con su ir y venir, no podrán cambiarte. Habiendo mudado tu piel por completo, sólo existe para ti una única realidad que resplandece en todo instante sin distinción de medida ni de tiempo.
Keizan

No hay comentarios:

Publicar un comentario