El capullo que se abre florece, se desarrolla, se marchita y se convierte en polvo. Toda forma que aparece desaparece. Todo lo que nace muere; todo lo que viene se va y manifiesta así el eso, el eterno Atma, que es lo único que permanece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario