... Sri Yukteswar dirigía el estudio de sus discípulos por el mismo método de enfocar con intensidad la mente en un solo punto a la vez. "La sabiduría no se asimila con los ojos, sino con los átomos", decía. "Cuando la convicción de una verdad no esté únicamente en tu cerebro, sino en todo tu ser, entonces quizás podrás dar testimonio de su significado."
Él solía disuadir al discípulo de la tendencia a construirse un conocimiento bibliográfico como paso necesario en la realización espiritual.
"Los rishis escribieron en una sentencia tan grandes profundidades, que los comentaristas letrados han estado ocupados en ellas por generaciones". observaba. "Las controversias literarias son para las mentes perezosas: ¿Qué pensamiento más liberador que "Dios es", o simplemente "Dios"?"
Paramahansa Yogananda
Autobiografia de un Yogui
Hay dos maneras de vivir tu vida. Una es como si nada fuera un milagro. La otra es como si todo fuera un milagro.
Albert Einstein
Tu tarea es crear el nuevo cielo y la nueva tierra. Por eso no pongas el énfasis en los problemas y las tribulaciones, en la enfermedad y el sufrimiento, en las guerras y luchas del mundo. No consientas enmarañarte en ellos, pues si lo haces llegarás a ser parte de la enfermedad y no de la cura. Cuando elevas tu conciencia, quedas inmunizada frente al problema del mundo, y puedes vivir y trabajar con él a tu alrededor y sin embargo éste no te tocará ni te afectará en modo alguno. Un médico o una enfermera han de quedar inmunizados para poder trabajar libremente con enfermedades muy infecciosas, y no han de tener miedo. No albergues temor cuando veas empeorar la situación del mundo. No desesperes nunca. Simplemente permanece con fe, que tu mente esté firme en Mí, y has de saber que todo está muy, muy bien.
Eileen Caddy
Perdonar es el valor de los valientes.
Solamente aquel que es bastante fuerte para perdonar una ofensa, sabe amar. Mahatma Gandhi

El asceta que no podía esperar

Un asceta, famoso por estar iluminado, llegó a la sincera conclusión de que no estaba en realidad totalmente liberado. Pensó que la enseñanza de Buda le ayudaría y cruzó toda la India hasta que llegó adonde estaba Buda y pidió verle. Le contestaron:
Está haciendo su ronda de pedir limosnas. Aguarda aquí y pronto le verás.
No puedo esperarle, respondió el asceta. Mostradme el camino y le encontraré.
Y se dirigió al centro de la ciudad. Allí vio al Buda yendo de casa en casa con su cuenco de pedir limosnas. El asceta se postró de rodillas y, abrazando los pies de Buda, le dijo:
Tú te has liberado. Por favor, enséñame la práctica que me conduzca a la liberación.
Con mucho gusto, le respondió Buda, pero no aquí. Ahora no es el momento ni el lugar. Ve a mi centro de meditación y espérame allí.
No puedo esperar. En ese tiempo tan breve puedo morir yo o puedes morir tú. Ahora es el momento. por favor, enséñame.
Buda le miró y vio que su muerte estaba cercana. Se dio cuenta de que debía dársele la enseñanza de una vez ...
Cuando veas, le dijo, sé sólo el ver. Cuando oigas, sé solo el oír. Cuando huelas, saborees o toques, sé sólo el oler, el saborear y el tocar. Cuando pienses, sé sólo el pensar.
Buda

Todo es mente

Una persona se duerme en esta habitación y sueña que ha emprendido un viaje alrededor del mundo a través de todos los continentes. Al cabo de muchos años de agotador viaje vuelve a su país, se dirige hacia su ashram y entra en la habitación.
Justo en este instante se despierta y descubre que no se ha movido en absoluto, sino que ha estado durmiendo. No ha vuelto a esta habitación tras grandes esfuerzos, sino que estuvo aquí todo el tiempo.
Y preguntas:
¿Por qué, siendo libres, nos imaginamos limitados?
Yo te contesto:
¿Por qué, estando en la habitación, te imaginas viajando alrededor del mundo, cruzando desiertos y mares?
Todo es mente.
Ramana Maharshi