El corazón de la presencia

Si quieres ser libre,
conócete como el Ser,
el testigo de todo,
el corazón de la atención.
Deja a un lado tu cuerpo.
Establécete en tu propia vivencia.
Serás, de una vez, feliz.
Sereno para siempre.
Libre para siempre.
Sin forma y libre,
más allá del alcance de los sentidos,
el testigo de todas las cosas.
!Sé feliz pues!
Bien o mal,
alegría y tristeza,
eso pertenece sólo a la mente,
no a ti.
Tú eres en todas partes,
eternamente libre.
Ashtavakra Gita