Esmalte de uñas

Un día, la Roshi Maurine Stuart tomaba el té en su casa de Cambridge con unos amigos cuando sonó el teléfono.
¿Se ponen los Budas esmalte de uñas? inquirió el interlocutor, una niña de siete años.
¿Llevas tú esmalte de uñas? respondió la Roshi.
¡Sí! gritó la niñita. Y colgó.
Maurine Stuart

La contemplación del rostro original

Sentado en silencio, percibe lo que está sentado ahí.
Explora el cuerpo en el que te sientas.
Observa el fascinante campo de sensaciones que llamamos "cuerpo".
Date cuenta de la insuficiencia de las palabras para describir lo que sientes.
Esa sensación de simplemente ser, reverberando por todo el cuerpo.
Sumérgete en esa sensación hasta la sutil vivencia mediante la cual la sensación es conocida. Percibe la sensación dentro de la sensación.
Asiéntate en esa sensación de ser, en esa vitalidad que vibra en cada célula.
Descansa en el ser.
Siéntate en silencio y date cuenta. Deja que la consciencia se sumerja en sí misma.
Date cuenta de que te das cuenta.
Experimenta directamente esa sensación mediante la cual imaginas que existes.
Adéntrate en ella incondicionalmente. Asiéntate en el centro de esa reverberación.
¿Tiene un origen? ¿Tiene un final?
¿Hay solamente una sensación de ser, eterna, no nacida e imperecedera?
No preguntes a la mente que siempre se autolimita con definiciones.
Pregúntale al corazón que no sabe de nombres, pero que mora siempre en ella.
Descansa en el ser.
Stephen Levine
No tengas demasiada prisa en resolver todos tus problemas o dudas. Como dicen los maestros: "Apresúrate lentamente". Yo siempre les digo a mis alumnos que no se hagan expectativas poco realistas, porque el crecimiento espiritual lleva su tiempo. Se necesitan años para aprender japonés correctamente o para llegar a ser médico. ¿De veras podemos esperar que alcanzaremos todas las respuestas y mucho menos la Iluminación, en unas cuantas semanas?
El viaje espiritual implica un aprendizaje y una purificación constantes. Cuando se sabe esto, se vuelve uno humilde. Hay una célebre máxima tibetana: "No confundas la comprensión con el conocimiento, y no confundas el conocimiento con la liberación". Y Milarepa dijo: "No albergues esperanzas de conocimiento, pero practica toda tu vida".
Sogyal Rimpoché