Flexibilidad

Las personas longevas son flexibles y saben afrontar los inevitables desafíos de la vida. Quienes alcanzan a vivir cien años, a buen seguro han debido de experimentar dificultades y pérdidas y, no obstante, esos superancianos han podido superar la adversidad y continuar con la vida.
Renuncian a aferrarse a las experiencias que no los ayudan. Se “escapan” de ellas y siguen adelante. Desde el punto de vista ayurvédico, esta capacidad de manejar los sucesos sin sufrir el daño residual, es la manifestación de una gran fuerza digestiva, conocida en sánscrito como agni. La expresión “fuerza digestiva” se refiere no sólo a la capacidad de digerir los alimentos sino a la de digerir también todas las experiencias de la vida. Agni es la raíz de la palabra ignición , en referencia al poder del fuego para metabolizar las cosas. Cuando su “fuerza digestiva” es poderosa, usted puede extraer el alimento que necesita de cualquier experiencia y eliminar todo lo que no le sirve. Un agní fuerte le permite digerir lo que la vida le presenta, sin cargar con los residuos que le impiden aceptarla plenamente. Una “fuerza digestiva” vigorosa es uno de los rasgos esenciales de las personas que viven una vida larga y rebosante de energía. Ha de aprender a dejar ir las cosas porque la vida es un proceso continuo de cambio y transformación. Deepak Chopra

No hay comentarios:

Publicar un comentario