Las mejores y más hermosas cosas de la vida no pueden verse ni aún tocarse… tienen que sentirse en el corazón.
Helen Keller

No hay comentarios:

Publicar un comentario