Asiendo la mano del silencio

[Hace veinte años, Marc Lerner contrajo una esclerosis múltiple la cual le dejó legalmente ciego. Durante la Pascua, escribía poemas a diario.]
La mayoría de la gente camina por la vida a través de la senda de sus pensamientos y condicionamientos, pero mi enfermedad me lo ha impedido forzándome a ser conducido hacia el presente por un silencioso guía. Es como si sostuviera la mano del Silencio y me adentrara en lo desconocido sin protección del pensamiento, descubriendo en el presente cosas que sólo conoce mi sabiduría más profunda.
Puede que mi enfermedad me haya incapacitado para vivir en sociedad, pero a cada instante me lleva más allá del pensamiento donde mi aliento parece acariciar a Dios tiernamente en silencio.
Marc Lerner

No hay comentarios:

Publicar un comentario