La música del silencio

El mensaje central del monacato, expresado a través del canto, es la suprema importancia del tiempo y de cómo nos relacionamos con él: cómo nos ocupamos y respondemos al momento presente, a lo que tenemos ante nosotros.
El mensaje de las horas consiste en vivir cotidianamente con los verdaderos ritmos diarios. Vivir conscientemente, respondiendo y dirigiendo intencionadamente nuestras vidas desde el interior, sin ser arrastrados por las exigencias del reloj, por los planes exteriores, por las puras reacciones a aquello que suceda. Viviendo los verdaderos ritmos nos volvemos más reales. Aprendemos a escuchar la música del momento, a oír sus dulces súplicas, sus sensatas directrices. Aprendemos a danzar, un poco, en nuestros corazones, para abrir algo más nuestras puertas interiores, a escuchar la música del silencio, el divino aliento vital del universo.
David Steind-Ras & Sharon Lebell

No hay comentarios:

Publicar un comentario