Voy junto a los árboles y me siento sereno.
Mis agitaciones se calman
a mi alrededor como ondas en el agua.
Mis tareas están en su lugar,
donde las dejé, dormidas como ganado ...
Entonces se presenta lo que temo.
Vivo un rato a su alcance.
Lo que temo desaparece,
Y el miedo a ello me abandona.
Canta, y oigo su canción.
Wendell Berry

No hay comentarios:

Publicar un comentario