Amigo, por favor, dime que puedo hacer con este mundo
Me apego y doy vueltas
Abandoné las ropas, y llevé una túnica,
pero un día me di cuenta de que la ropa estaba bien tejida.
Por lo que vestí con arpillera, pero
la llevaba elegantemente sobre mi hombro izquierdo.
Reprimí mi deseo sexual,
y ahora descubro que estoy muy enfadado.
Abandoné la rabia, y ahora me doy cuenta
de que el anhelo me consume.
Trabajé muy duro para disolver mi anhelo,
y ahora estoy lleno de orgullo.
Cuando la mente desea romper su vínculo con el mundo
sigue aferrándose a algo.
Kabir

No hay comentarios:

Publicar un comentario