La felicidad en este instante

La sinceridad, la disponibilidad incondicional, es la clave. Lo único que has de hacer es prestar atención, ser sincero, y continuar así. La verdad se descubre cuando sencillamente te niegas a seguir mintiéndote. El amor se descubre cuando dejas de mimar a tu "yo", cuando dejas de abandonarte al miedo y a la ira.
No has de mejorarte a ti mismo, sino, simplemente, revisar tus contradicciones. Deseas amar y ser amado y, sin embargo, utilizas, hieres y te distancias de aquellos que quisieras amar al máximo. Deseas ser sincero, pero encuentras un millón de excusas para continuar fingiendo, para condescender con tu "yo", para continuar defendiéndote psicológicamente. Deseas sentirte feliz y en paz, y, no obstante, te aferras a una visión de las cosas competitiva, errónea y dañina.
¿Quieres ser feliz? Simplemente presta atención y sé amable, incondicionalmente amable, ahora mismo. Olvídate del futuro. Sólo ahora. No importa cuáles sean las circunstancias. Sé amable. Con el amigo, con tu pareja, con el miembro de tu familia, con el que parece odiarte, con aquél que nunca has saludado por la calle, con tu propio y dulce cuerpo animal. Simplemente sé amable, de la forma adecuada, sea cual sea. Todo lo demás se irá solucionando por sí mismo y tú empezarás a percibir tu Corazón Puro en todas partes. ¡Qué sorprendente!
Es muy sencillo: Tan sólo sé amable.
En este instante.
Scott Morrison

9 comentarios:

  1. Hola:

    Para tenerlo en cuenta cada día; esa exigencia de incondicionalidad es la que marca la diferencia, debilita al ego y cambia el rumbo de todas las relaciones, con nosotros mismos, con los demás, con el universo.

    Gracias amiga por esta entrada.

    ResponderEliminar
  2. Namasté Yamuna,

    Tan sencillo, como posible realizarlo.
    Hermoso aprendizaje y recordatorio.

    Un abrazo muy sereno para ti, Sina
    Que pases un buen día.
    Naia

    ResponderEliminar
  3. Gracias Delia por tu visita y comentario.
    Que tengas un día lleno de luz.
    Un abrazo.


    Pues si, que sencillo y fácil de realizar ... Hay que recordarlo ...
    Que tengas un día lleno de amor y mucha paz.
    Un abrazo luminoso para tí, Naia

    ResponderEliminar
  4. Una bonita enseñanza, muy simple de practicar. Cuando se desea de corazón.
    Esto es algo que siempre enseña en el Budismo. Es muy importante.

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Yamuna

    Muchas gracias por recordarnos lo sencillo y cerca que tenemos el poder vivir en felicidad.

    Gracias por la entrada y felicitaciones por tu blog.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Andrea por tu visita y sí es cierto, que simples son algunas enseñanzas. Sólo hay que recordar practicarlas.
    Un abrazo muy luminoso.



    Gracias a tí Guillem por tu visita, me alegro de que te guste mi blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Querida Yamuna
    Gracias por tu entrada, me recordépor un momento de las
    palabras de Deepak Chopra
    "Dale siempre al mundo lo mejor de ti y
    eso mismo recibirás"
    Muchos cariños!
    Maribel

    ResponderEliminar
  8. Gracias Maribel por tu comentario.
    Hay que practicar!
    Feliz día.
    Un abrazo muy luminoso, Sina

    ResponderEliminar
  9. Es muy verdadero, lo he comprobado.
    Tus post me hacen mucho bien. Es una maravilla estar aquí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar