El asceta que no podía esperar

Un asceta, famoso por estar iluminado, llegó a la sincera conclusión de que no estaba en realidad totalmente liberado. Pensó que la enseñanza de Buda le ayudaría y cruzó toda la India hasta que llegó adonde estaba Buda y pidió verle. Le contestaron:
Está haciendo su ronda de pedir limosnas. Aguarda aquí y pronto le verás.
No puedo esperarle, respondió el asceta. Mostradme el camino y le encontraré.
Y se dirigió al centro de la ciudad. Allí vio al Buda yendo de casa en casa con su cuenco de pedir limosnas. El asceta se postró de rodillas y, abrazando los pies de Buda, le dijo:
Tú te has liberado. Por favor, enséñame la práctica que me conduzca a la liberación.
Con mucho gusto, le respondió Buda, pero no aquí. Ahora no es el momento ni el lugar. Ve a mi centro de meditación y espérame allí.
No puedo esperar. En ese tiempo tan breve puedo morir yo o puedes morir tú. Ahora es el momento. por favor, enséñame.
Buda le miró y vio que su muerte estaba cercana. Se dio cuenta de que debía dársele la enseñanza de una vez ...
Cuando veas, le dijo, sé sólo el ver. Cuando oigas, sé solo el oír. Cuando huelas, saborees o toques, sé sólo el oler, el saborear y el tocar. Cuando pienses, sé sólo el pensar.
Buda

12 comentarios:

  1. Hola, Sina. Paso a visitarte antes de irme a dormir.
    Allá en la dorada infancia, al borde de mi cama, mi madre solía contarme unos cuentos disparatados que iba inventando sobre la marcha y me hacían reír bastante.
    Esta noche vengo a tu blog y me encuentro con este cuento perfecto, lleno de luz.
    Ahora me voy a dormir y espero ser sólo dormir...
    Un abrazo lleno de paz...

    ResponderEliminar
  2. Actitud meditativa las 24 horas...

    Esto que los grandes Maestros nos recuerdan, nos devuelve a lo cotidiano de la Existencia, con todo su potencial puesto a disposición en el único y eterno Ahora!

    De qué sirve meditar en un espacio limitado de 1 hora, para recoger el cojín y sumergirse en el sufrimiento de la mente!

    Gracias Yamuna por refrescar nuestra pésima memoria, y aprovecho para darte gracias y la bienvenida por tu visita y seguimiento de mi blog, que es también el tuyo!

    Un cálido abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Estar despierto en cada momento, entonces el instante se vuelve fresco, sin movimientos o acciones automáticas.

    Deberíamos tener la prisa del asceta, aprender con urgencia, cuando algo es importante, como esperar?

    Gracias Yamuna, también me voy a dormir con ésta bella historia.

    Un fuerte abrazo sereno

    ResponderEliminar
  4. Meditación consciente diria, al estar cada momento presente y consciente de lo que hacemos, lo sencillo se vuelve grande e importante, ya no es rutina, el el aqui y el ahora

    Con el mantra maravilloso que escucho me preparo para mis clases de yoga, en un dia que empieza feliz y consciente

    Gracias Sina, un abrazo luminoso

    ResponderEliminar
  5. Me alegro de que este cuento te haya recordado tus tiempos de la infancia y que hayas tenido sueños muy felices.
    Un abrazo lleno de paz, Sina

    ResponderEliminar
  6. Gracias Joy por tu visita, y me alegro de que te haya hecho recordar ...
    Un abrazo muy luminoso, Sina

    ResponderEliminar
  7. Gracias a ti Tati por pasar por aquí.
    Sé que tu estás muy viva, poco te cuesta practicar estas enseñanzas.
    Un abrazo lleno de paz, Sina

    ResponderEliminar
  8. Que tengas un día maravilloso Arianna, lleno de sonrisas y mucho amor.
    Hay que estar viviendo solo el momento, ese es el objetivo.
    Un abrazo muy sereno para ti, Sina

    ResponderEliminar
  9. Sina, cuantas veces vamos por la vida sin ver, sin escuchar, sin sentir, sin oler, sin darnos cuenta de que respiramos¡¡¡. Como bien dice Joy de que sirve meditar una hora si salimos a los viejos hábitos?. Gracias amiga por esta aportación, un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Ser y Estar. El aquí y el ahora. Es tan sencillo...pero tan difícil por la impaciencia, el deseo y el miedo.

    Te dejo un abrazo muy sereno y un beso grandote para ti, Sina

    Nais

    ResponderEliminar
  11. Gracias Queoquina por estar aqui.
    Es cierto hay que estar aqui y ahora ...
    Un abrazo y un beso, Sina

    ResponderEliminar
  12. Bona nit Naia, Tan sencillo y tan dificil, así es, la mente siempre se ausenta del cuerpo, hay que atarla más corta ...
    Un abrazo muy amoroso para ti amiga, Sina

    ResponderEliminar