Lo esencial es que nos demos cuenta ahora, en vida, cuando aún tenemos cuerpo, de que éste es sólo apariencia, y que esta convincente solidez es mera ilusión. La manera más poderosa para lograrlo consiste en aprender a convertirse en un "hijo de la ilusión" después de la meditación: abstenerse de solidificar, como siempre estamos tentados a hacer, las percepciones de nosotros mismos y nuestro mundo, y seguir adelante, como el "hijo de la ilusión", viendo directamente, como hacemos al meditar, que todos los fenómenos son ilusorios y comparables a un sueño. El conocimiento de la naturaleza ilusoria del cuerpo que con esto profundizamos es uno de los más significativos e inspiradores a que podemos recurrir para que nos ayude a liberarnos.
Sogyal Rimpoché

10 comentarios:

  1. Y que difícil siempre ver el "teatro" como espectador...los juicios sobre los demás y nosotros mismos parecen tentáculos de pulpo que no hay manera de soltarlos!.

    Gracias por el texto siempre inspirador.

    Un abrazo sereno

    ResponderEliminar
  2. Ver que todo es ilusión, especialmente "uno mismo" ese personaje que fabrica con tanto esfuerzo cada uno.
    Una manera lúdica de pasar el día en medio del mercado. Gracias por la sugerencia, Sina. Un abrazo del alma...

    ResponderEliminar
  3. Hola Yamuna:

    Ver a la separatividad como la mayor de las ilusiones y como la causa de todas las demás ilusiones. Muy buena esta cita de Sogya Rimpoché.

    Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hay momentos que meditando llego a sentir que todo es una ilusión. Creo haber sentido y vivido ráfagas en la vida diaria. Hay que trabajar mucho, para desapegarse del ego y ver toda la ilusión.

    Te dejo un abrazo muy sereno y un beso grandote,
    Naia

    ResponderEliminar
  5. Hay que intentar mirar el teatrillo como un simple espectador ...
    Gracias Tati por pasarte por mi blog.
    Un amoroso abrazo, Sina

    ResponderEliminar
  6. Me alegro de que haya sido una buena idea lo del paseo por el mercado, espero que lo hayas disfrutado.
    Un abrazo lleno de luz para ti, Furia

    ResponderEliminar
  7. Gracias por tu visita Delia, y me alegro de que te haya gustado la cita.
    Un abrazo luminoso, Sina

    ResponderEliminar
  8. Querida Naia.
    Hay que saber ser un espectador de nuestra propia vida, pero eso cuesta, hay que ir practicando.
    Un abrazo muy amoroso querida amiga, Sina

    ResponderEliminar
  9. Querida Sina.

    De un "hijo de la ilusión" s una "hija de la ilusión" un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Querido Sankaradas.
    Ahí andamos ... en el camino ...
    Un amoroso abrazo, Sina

    ResponderEliminar