Nunca pierdas la esperanza

Si has abandonado la esperanza de llegar a ser alguna vez feliz, anímate. Nunca pierdas la esperanza ya que tu alma, siendo reflejo del Espíritu siempre gozoso, es, en esencia, la felicidad misma.
Si mantienes cerrados los ojos de tu concentración, no podrás ver el sol de la felicidad que resplandece en tu interior. No obstante, por muy cerrados que mantengas los ojos de tu atención, es un hecho irrebatible el que los rayos del sol de la felicidad están siempre tratando de atravesar las cerradas puertas de tu mente. Abre las ventanas de la serenidad, y descubrirás dentro de tu propio ser el súbito resplandor del deslumbrante sol de la dicha.
Si recoges la atención en tu interior, podrás percibir los gozosos rayos del alma. Al entrenar tu mente en el arte de apreciar el hermoso panorama de los pensamientos que existe en el reino invisible e intangible yacente en tu interior, podrás disfrutar de estas percepciones. No bases tu felicidad únicamente en deliciosas comidas, la posesión de vestimentas hermosas, casas impecables con muebles confortables y toda clase de lujos. Todas estas cosas encerrarán tu felicidad tras los barrotes de las apariencias y de las trivialidades. En lugar de ello, vuela en el aeroplano de tu visualización sobre el ilimitado imperio de los pensamientos, y contempla allí las vastas cimas cordilleranas formadas por tus nobles aspiraciones espirituales de autosuperación y de ayudar también a los demás a superarse.
Deslízate por sobre los profundos valles de la compasión universal; sobrevuela los géiseres del entusiasmo y las Cataratas del Niágara de la sabiduría perenne, y precipítate hacia las augustas cúspides formadas por la paz de tu alma. Y remóntate sobre el río ilimitado de la percepción intuitiva, hacia el reino de la omnipresencia de Dios.
Allí, en su mansión de bienaventuranza, bebe del manantial de su sabiduría susurrante, y sacia así la sed de tu deseo. Come con Él los frutos del amor divino, en la sala de banquetes de la eternidad. Si has decidido encontrar la dicha dentro de ti, tarde o temprano la hallarás; búscala ahora mismo, diariamente, a través de la meditación constante y cada vez más profunda. Haz un verdadero esfuerzo por adentrarte en tu interior, y encontrarás allí la anhelada felicidad.
Paramahansa Yogananda

18 comentarios:

  1. Calma...y alegria al leer tu post.
    Un abrazo querida Sina.

    ResponderEliminar
  2. Que hermoso poema en prosa del Maestro Yogananda has encontrado!

    Maravilloso consejos del Maestros que en esa boca, cobran mayor sentido, ya que él fue la expresión de las bienaventuranza y la paz que sólo puede provenir del AMOR DIVINO!

    GRACIAS SINA, por sembrar tanto AMOR en cada acto, en cada entrada y en la paz que transmite tu propia alma enamorada!

    Un abrazo eterno en el presente de tu corazón!

    ResponderEliminar
  3. ¡Que precioso Sina!

    La pluma ágil de Yogananda nos pasea por un panorama digno de tener en cuenta en todo momento, y que inexorablemente nos conduce a lo único que hay y lo único que somos, puro silencio interior.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por recordarme la síntesis de mi proyecto de vida.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Que hermoso texto. No hay nada como parar, leerlo e interiorizarlo en silencio.

    gracias Sina por compartirlo y darnos paz y esperanza.
    Un beso muy grande

    ResponderEliminar
  6. Yogananda siempre ha sido el Amor y la Compasión, yo solo transmito con toda humildad sus palabras en este espacio.
    Gracias Willy por todo el amor que compartes tu también.
    Un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Cierto, la búsqueda siempre nos recuerda que esta dentro ...
    Me alegra que te guste, querida Aviló.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias a ti por recordar ...
    Besos para ti, Buscador.

    ResponderEliminar
  9. Gracias a ti querida Tati.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  10. Namaste Sina....::) Naia

    Feliz y tranquilo domingo...

    ResponderEliminar
  11. Siempre traes la paz
    y la esperanza.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  12. Gracias Sina por este blog tan cálido...un placer leerte. Soy tu nueva seguidora asi que vendré pronto por aquí,un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Feliz día, Naia.
    Muchos Besos.
    Namaste.

    ResponderEliminar
  14. Me alegra que lo sientas asi.
    Gracias Marisa.
    Un abrazo cariñoso.

    ResponderEliminar
  15. Bienvenida Clau, un placer leerte, ven cuando desees.
    Un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar