Al esperar lo mejor de la vida, lo atraes hacia ti; empieza, pues, ahora mismo a esperar lo mejor de todas las cosas y de todas las personas, y contempla cómo ocurre lo mejor. Espera que cada una de tus necesidades quede satisfecha. Espera la respuesta a cada uno de tus problemas. Espera la abundancia en todos los niveles. Espera crecer espiritualmente. No aceptes limitaciones en tu vida; tan sólo has de saber y aceptar que todos Mis dones buenos y perfectos son tuyos en la medida en que aprendas a tener una escala de valores recta y a poner lo prioritario en primer lugar en tu vida. Espera aumentar de estatura, crecer en belleza, sabiduría y comprensión. Espera ser utilizada como un canal para que Mi amor y luz divina fluyan en ti y a través de ti. Acepta que pueda utilizarte para Mi obra. Hazlo todo con absoluta fe y confianza, y contempla cómo se producen Mis glorias y maravillas, no tan sólo de vez en cuando sino en todo momento, de manera que tu vida entera sea en verdad un canto de gozo y gratitud.
Eileen Caddy

5 comentarios:

  1. Es cierto somo lo que pensamos y así atraemos todo lo que somos y como estamos. Es dificil a veces comprenderlo y ponerlo en practica... pero si uno inicia a trabajar con esto, sin darnos cuenta iniciamos a sentir un gran cambio.

    Namasté.

    ResponderEliminar
  2. Cuanta responsabilidad tenemos y que poco concientes somos de ello!

    ResponderEliminar
  3. Gracias, por este texto de Eileen, ¡Precioso! me llega en buen momento.

    Un abrazo muy sereno para ti.
    Namasté

    ResponderEliminar
  4. Hola Yamuna
    NO siempre miramos la vida con buena cara. Muchas veces nos dejamos llevar por los pensamientos negativos, sin darnos cuenta que eso es precisamente lo contrario de lo que debemos hacer.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por vuestra visita y me alegro de que os sirva este texto.
    Un abrazo luminoso.

    ResponderEliminar