Cuando el sentido de nuestra autoestima es todavía bajo, no podemos poner límites, establecer fronteras, o respetar nuestras propias necesidades. Lo que parece ayuda compasiva se ve teñida con dependencia, miedo e inseguridad.
El amor maduro y la compasión saludable no son dependientes, sino interdependientes, fruto de un profundo respeto por nosotros mismos así como por los demás.
Jack Kornfield

6 comentarios:

  1. Cuando te encuentras en ese estado, has de respirar, parar y viajar a lo más profundo de tí, sincerarte y recordar quién eres de verdad.

    Un abrazo sereno para ti.
    Namasté

    ResponderEliminar
  2. Gracias ... Que tengas un feliz día, lleno de sonrisas y amor.
    Un beso y un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Esto es algo que se debe trabajar, es un proceso, pero se puede conseguir con esfuerzo! Creo que para llegar a entender esto uno debe aprender mucho, para así trabajar con uno mismo.

    Un Abrazo.

    Namasté.

    ResponderEliminar
  4. Sina,

    No hay problemas que compartas lo del Om, es una maravilla!
    En que grupo espiirtual paricipas?

    ResponderEliminar
  5. Pues si, hay que trabajar ... y como cuesta a veces!
    Gracias por dejarme que publique algunos de tus mensajes en el grupo.
    Te dejo la dirección del grupo pero solo es para socios. Si te apetece participar estás invitada.
    http://es.groups.yahoo.com/group/elcaminodelcorazon/
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. No hay problemas, mientras no sea todo!! jeje

    Yo también traigo a veces articulos a mi sitio y le doy crédito a quién lo comparte.

    Pasaré en estos días por ahí!

    Saludos.

    ResponderEliminar