El silencio habla

Cuando pierdes contacto con la quietud interior, pierdes contacto contigo mismo. Cuando pierdes contacto contigo mismo, te pierdes en el mundo. Tu sentido más interno de ti mismo, tu sentido de quién eres, es inseparable de la quietud. Ése es el Yo Soy que es más profundo que el nombre y la forma. La quietud es tu naturaleza esencial. ¿Qué es la quietud? El espacio interno o conciencia en el que las palabras de esta página son percibidas y se convierten en pensamientos. Sin esa conciencia, no habría percepción, ni pensamientos, ni mundo. Tú eres esa conciencia, disfrazada de persona. El equivalente del ruido externo es el ruido interno del pensamiento. El equivalente del silencio externo es la quietud interna. Cuando quiera que haya silencio a tu alrededor, escúchalo. Esto significa que, simplemente, has de darte cuenta de él. Préstale atención. Escuchar el silencio despierta la dimensión de quietud dentro de ti, porque sólo la quietud te permite ser consciente del silencio. Observa que en el momento de darte cuenta del silencio que te rodea, no estás pensando. Eres consciente, pero no piensas. Cuando te das cuenta del silencio, se produce inmediatamente ese estado de serena alerta interna. Estás presente. Has salido de miles de años de condicionamiento colectivo humano. Mira un árbol, una flor, una planta. Deja que tu conciencia descanse en ellos. ¡Qué quietud manifiestan, qué profundamente enraizados están en el Ser! Permite que la naturaleza te enseñe la quietud. Cuando miras un árbol y percibes su quietud, tú mismo te aquietas. Conectas con él a un nivel muy profundo. Te sientes unido a cualquier cosa que percibes en y a través de la quietud. Sentir tu unidad de ti mismo con todas las cosas es verdadero amor.
Eckhart Tolle

10 comentarios:

  1. Perderse en los sentidos físicos hace que la muerte sea nuestra esclava.
    Perderse en el silencio de tu alma, es cultivar todo un proceso embriagador que te hace conecer hasta el último detalle el sí mismo, y desde ese punto de luz en contacto directo con otro punto aún más grande, te hace vivir la convivéncia con todo, descentrandote para ello entre las nuves del cielo y el baño integro de los mares.

    ResponderEliminar
  2. El ejemplo que nos da Eckhart Tolle (escuchar el silencio) es muy eficaz, porque lo hemos vivido con frecuencia. Ahí es donde se percibe que "el equivalente del silencio externo es la quietud interna".
    Este párrafo es un lindo regalo dominguero, Sina. Me lo llevo a pasear el resto del día y, mientras tanto, hago llegar hasta ti un abrazo lleno de silencio...

    ResponderEliminar
  3. Qué maravilla recordar y asimilar más todavía, este texto de Tolle...Hay que practicar sumergiéndose en la naturaleza y con uno mism@.

    Feliz Domingo,
    Un abrazo muy sereno y un beso lleno de buenas vibraciones, Sina

    Naia

    ResponderEliminar
  4. Gracias Olga y Carles por vuestro comentario.

    ResponderEliminar
  5. Me alegro mucho que te lo lleves contigo ... y que lo disfrutes!
    Un abrazo lleno de luz, Sina

    ResponderEliminar
  6. Feliz Domingo Naia, que la quietud te acompañe dulcemente.
    Un abrazo y un beso muy amorosos, Sina

    ResponderEliminar
  7. Querida Sina,

    Eckhart Tolle...sin palabras a sus enseñánzas en Una nueva Tierra. Tengo mucho que agradecerle a este gran maestro del Silencio y la quietud.
    Gracias mi querida Sina,
    Cariños
    Maribel.

    ResponderEliminar
  8. Que maravillosa entrada!...Te la agradezco, es tan facil perderse en el ruido de este mundo...
    Un besote
    Tu blog es precioso y necesario, vitaminas para el alma.

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias Maribel por tu comentario.
    Que tengas un día lleno de sonrisas ...
    Un abrazo muy amoroso para tí, Sina

    ResponderEliminar
  10. Me alegro que te guste mi blog,para mí es una satisfacción escribir en él, y que lo que escribo sea útil ...
    Un abrazo muy luminoso y un beso para tí, Victoria.

    ResponderEliminar