Haga pausas ...

A menudo me preguntan: "¿Cuánto rato hay que meditar? ¿Y cuándo? ¿Debo practicar veinte minutos por la mañana y por la noche o es mejor que haga varias prácticas cortas a lo largo del día?" Sí, es bueno meditar durante veinte minutos, aunque eso no significa que veinte minutos sea el límite. No he visto en ningún lugar de las escrituras que se hable de veinte minutos. Creo que es una idea que ha surgido en Occidente, y yo la llamo "Meditación según el horario occidental". La cuestión no es cuánto tiempo dura la meditación; la cuestión es si la práctica le lleva efectivamente a cierto estado de presencia mental, en el que se encuentra usted un poco abierto y capaz de conectar con la esencia de su corazón. ¡Cinco minutos de práctica atenta son mucho más valiosos que veinte minutos de dormitar!
Dudjom Rimpoché solía decir que los principiantes deben practicar en sesiones cortas. Practique cuatro o cinco minutos y a continuación haga una breve pausa de apenas un minuto. Durante la pausa, abandone el método, pero no abandone en absoluto su estado de presencia mental. A veces, cuando se ha estado esforzando en la práctica, en el preciso instante en que se toma un descanso del método (si no se deja de estar alerta y presente) es cuando realmente se produce la meditación. Por eso la pausa es una parte de la meditación no menos importante que el estar sentado. A los alumnos que encuentran problemas en la práctica suelo decirles a veces que practiquen durante la pausa y hagan una pausa durante la meditación ...
Sogyal Rimpoché
El Libro Tibetano de la Vida y de La Muerte

9 comentarios:

  1. Buenas noches, Querida amiga, Sina
    Es cierto lo que dice Sogyal R. Lo experimento cada vez que medito. Puedo estar un minuto en la quietud y 4m entre aguas. A través de las pausas vas entendiendo que es conectar y vivir la quietud y expansión interior.La felicidad del Ser.

    Un abrazo muy sereno y un beso grande para ti,
    Naia

    ResponderEliminar
  2. Querida Sina

    Realmente es muy sutil esta enseñanza... pues a veces a la mente no le cuesta nada hacernos creer que estamos meditando y es realmente cuando hacemos pausas que dejamos ir el esfuerzo, como dice Sogyal Rimpoché, abandonamos el método y entramos realmente en la meditación.
    Muchos cariños para ti Sina,
    Maribel

    ResponderEliminar
  3. El texto invita a meditar y estar en silencio tanto en la práctica como en la pausa. Gracias por este regalo, Sina. Un abrazo gordo y cálido...

    ResponderEliminar
  4. Buenos días querida Naia, Hay que meditar en la pausa ... hay truco! Como en todo ...
    Un abrazo muy luminoso!, Sina

    ResponderEliminar
  5. Querida Maribel, tu lo dices, abandonar el método y entrar en la meditación, que sencillo es todo, verdad?
    Un abrazo y un beso llenos de cariño, Sina

    ResponderEliminar
  6. Gracias a ti Furia, por tus comentarios siempre tan acertados.
    Que pases un día lleno de sonrisas y amor.
    Un abrazo lleno de luz, Sina

    ResponderEliminar
  7. Querida Sina

    La vida en todas sus facetas es una constante meditación, es cuestión de interiorizar en el momento adecuado que te lleva hacia adentro y dejarse llevar al vacio total y al discernimiento de lo que es, la nada

    Ahí andamos amiga en el camino para mí maravilloso de la meditación

    Gracias por aportar más claridad , abrazos de luz para tí

    ResponderEliminar
  8. Así es querida Arianna, se trata de dejarse llevar ...
    Gracias a ti.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo muy luminoso, Sina

    ResponderEliminar
  9. Lo pondré en práctica. Gracias.
    Que tengas hermoso fin de semana.

    ResponderEliminar