Había un gran santo, Eknath Maharaj, que escribía en un verso: "Te diré el secreto de la realización de Dios: en el momento en que eliminas tu ego, tu sentido de existencia separada, te das cuenta de que siempre has sido Dios, de que eres Dios aquí y ahora. Es sólo el ego lo que te mantiene separado de esta experiencia. Este ego crea tal nudo dentro de ti que es casi imposible desatarlo. Si las cosas son así, ¿cómo podría el propio orgullo dirigirnos a Dios?
Me gustaría contaros una historia. Había una barca en la orilla de un río y su barquero la estaba cargando. Puso en ella todo cuanto pudo. Al tratar de remar para apartarse de la orilla la barca no se movió. Pensó que quizás había puesto demasiado peso, así que sacó unas cuantas cosas y empujó de nuevo. Pero el bote no se movía. Comenzó a sospechar que el bote estaba bajo la maldición de algún espíritu, así que rompió un coco y luego cortó un limón, pero eso tampoco le sirvió para nada. Entonces comenzó a repetir un mantra y ni siquiera eso le ayudó. Al mirar hacia arriba, vio un saddhu bañándose en la otra orilla del río y le gritó:
"Oh Babaji, oh Babaji¿ ¿Puede ayudarme?"
"¿Qué sucede?"
"Mi barca no se mueve".
"Estúpido, ¿acaso no ves que tu barca está atada a la roca?
¿Cómo va a moverse la barca si no desatas el nudo?".
Muchos de nosotros somos tan estúpidos como ese barquero. Queremos que la barca de nuestra búsqueda se mueva hacia delante pero no desatamos el nudo del ego que la mantiene firmemente atada a nuestra existencia miserable, limitada y sin sentido. Por lo tanto, en lugar de repetir todo el tiempo Yo, Yo, Yo, ¿por qué no repites So'ham, So'ham, So'ham? Esto significa "Yo soy Eso", en otras palabras, "Yo soy Dios, Yo soy El" Dios está más cerca nuestro que cualquier otra cosa en el mundo. El es nuestra realidad intrínseca.
Swami Muktananda

29 comentarios:

  1. Hola Sina:

    Qué preciosa historia y que bien refleja esa atadura que nos impide despegar. Cuando cae el ego junto con él caen las estructuras y voy sabiendo quien soy.
    Cariños, amiga.

    ResponderEliminar
  2. Bonita historia, muchas gracias por este artículo...
    Un saludo...

    ResponderEliminar
  3. Sina, cuanta realidad en este texto, pero queremos seguir amarrados a la roca,tener a Dios, queremos todo. Por cierto he tenido el gusto de compartir algunas meditaciones de canto con los compañeros de Siddha Yoga, hay algunos mantras dedicados a Swami Muktananda. Gracias Sina por esta entrada y tu visita, recibe un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Tan cierto como que Yo Soy Dios¡ de verdad desde mi corazón y mi alma se que es así. Hermoso texto e historia que me lo recuerda.

    Te dejo un abrazo silencioso con aroma canela y coco,

    Naia

    ¡Feliz día Mamá!

    ResponderEliminar
  5. Hola Delia, es cierto lo que dices, hay que identificarlo y estar atento, conocer sus estrategias, que son muchas ;)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Me alegro de que te guste Confuso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Queo, francamente creo que me siento bastante atraída por estas enseñanzas, en este momento.
    Qué tal era la meditación?
    Gracias a ti, nos vamos visitando.
    Un abrazo lleno de luz.

    ResponderEliminar
  8. Gracias mi querida Naia, por todo.
    Cada vez seremos más conscientes de nuestra Divinidad, es cuestión de tiempo ...
    Un abrazo lleno de cariño y un beso.
    Feliz día de la madre!!!

    ResponderEliminar
  9. Gracias por tu visita Azpeitia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Me gustó mucho... salvo que creo que es un gran error, dar al ego por muerto.

    http://elocasodelamirada.blogspot.com/2009/09/escombros-de-crecimiento.html

    Besos desde el ocaso.

    ResponderEliminar
  11. Buenas noches querida Sina

    Bella historia que nos has traido y que refleja cuanto nos cuesta despegar.

    So'ham, So'ham, So'ham

    Tienes un blog precioso, gracias por todo lo que día a día nos compartes.

    Un abrazo desde el alma.

    ResponderEliminar
  12. Buscador, cuanto más vas subiendo la vibración, más la subes en el ego también.
    Cubre tu mente de amor y verás como se siente el ego ...
    Gracias por tu comentario.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Eres bienvenida Azul, tienes las puertas abiertas de mi blog, y me alegro de que te guste.

    So'ham, So'ham, So'ham ...

    Un abrazo lleno de cariño y paz para ti, bella.

    ResponderEliminar
  14. La barca sigue atada a la roca de la orilla. Ja, ja. Este swami tiene muy buen humor. Da gusto reírse de una misma. Un abrazo grande, Sina.

    ResponderEliminar
  15. Magnífico Muktananda! Nos da el gran secreto, lo único en que tenemos que fijarnos: el ego, somos realmente el ego? o somos aquel que puede observarlo? Gracias amiga!
    Un abrazo Sina.

    ResponderEliminar
  16. Tan difícil a veces es desatar esos nudos!!! aunque paso a paso todo se logra. En mi caso, me resulta más fácil primero identificarlos, después, trabajar para desatarlos.

    Un beso grande

    ResponderEliminar
  17. El sentido del humor es primordial, yo al menos lo creo así.
    Un abrazo, querida Furia

    ResponderEliminar
  18. Zanara, es la meditación la que nos ayuda a discernir, sin ella díficil es descubrir el ego, que lleva tantos disfraces ...
    Un abrazo lleno de luz.

    ResponderEliminar
  19. Pienso que, como dices, es la manera más sencilla, de hecho no conozco otra.
    Es importante ir despacio, pero sin pausa y no desistir, hay etapas más fáciles y otras que cuestan más, pero es parte del camino.
    Un beso y un abrazo, querida Silver

    ResponderEliminar
  20. ¡Gran alegría encontrar hoy tu blog! Preciosa historia que comparto, Gracias.

    ResponderEliminar
  21. los ojos de Muktananda, todo lo que hablan.
    los ojos de Yogananda, todo lo que hablan.

    Pobre el barquero, pobre la barca, pobre el Swami, pobre la roca... Ahhh!!!! Soo ham...
    Muy bella tu música y tus posts...prometo volver (si me dejas que vuelva)
    Santosham

    ResponderEliminar
  22. So'ham, So'ham, So'ham

    "Yo soy Dios, Yo soy El" cuándo lo creeré de verdad?

    al hacer la meditación en movimiento en cada paso es lo que repetimos So Ham

    Gracias Sina, sigues derramando gotas de luz que no terminan

    abrazos

    ResponderEliminar
  23. Yo también me alegro Mara, tu alegría es contagiosa!!!
    Un abrazo muy luminoso.

    ResponderEliminar
  24. Saludos Sina.

    Hermosa y sencilla parábola y muy clara sobre nuestro peor obstaculo( el ego) para poder caminar y encontrar la ligereza del SER.

    Un abrazo querida amiga.

    ResponderEliminar
  25. Los ojos de Muktananda hablan ...

    Encantada de que vuelvas cuando desees, eres bienvenido, Santosham

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Gracias Arianna por tu visita, siempre bienvenida.

    So'ham, So'ham, So'ham!

    Un abrazo lleno de cariño bella.

    ResponderEliminar
  27. Vamos deshaciendo los nudos que nos atan ... poquito a poco vamos avanzando.
    Gracias querida Peregrina por tu visita.
    Un abrazo lleno de cariño, para ti.

    ResponderEliminar
  28. Me gustan mucho las meditaciones que hacen con canto y silencio, se dá una introducción al tema, el mantra que se canta con los clásicos instrumentos (el órgano, la percusión) que va con un ritmo lento para poco a poco ir subiendo, y terminar con la meditación. Me deja muy tranquila. Besos.

    ResponderEliminar