Música recordada

Se ha dicho que los sonidos que encantan a nuestros oídos tienen su origen en las esferas vibrantes, mas la fe sobrepasa los límites de la duda y ve qué es lo que todo dulcifica.
Cuando la vida empezó, en el principio de los tiempos, escuchamos cantar a los ángeles.
Nuestra memoria, aunque triste y apagada, retiene algún eco todavía del cielo.
La música es la esencia de todos los que aman,
la música eleva los corazones a los reinos superiores, las cenizas brillan, los fuegos ocultos renacen: escuchamos y nos alimentamos de alegría y paz.
Rumí

16 comentarios:

  1. Hay por lógica la música de las altas esferas, esas que los grandes músicos clásicos acogen por su sexto sentido y que nos deleitan y elevan mente y corazón, sin saber el porqué.
    Cualquiera de nosotros cuando está despierto, se convierte en poeta y músico de todo el universo, unificando así sus bellas notas, desde la más baja a la más alta, y con ellas cada uno según la vibración danzamos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hermosa danza de palabras de ese gran bailarín que es Rumi. Un beso grande, Sina. Gracias por el regalo.

    ResponderEliminar
  3. Creo que es así. me emociona el texto y el modo en que está escrito. seguramente hay seres que escuchan el canto de los ángeles. Qué hermoso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Así es Olga y Carles, todos podemos acceder a esos cantos llenos de armonía y paz.
    Bello mensaje, gracias.
    Un abrazo amoroso.

    ResponderEliminar
  5. Las palabras de Rumí siempre saben elevar nuestro espíritu para la danza cósmica.
    Gracias a ti, querida Furia, por tan bellos comentarios.
    Un amoroso abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Claro que es así, solo hay que saber escuchar ...
    Una acuariana como tu lo tiene fácil, nosotros vivimos en las alturas ;)
    Un abrazo, querida Marina.

    ResponderEliminar
  7. Tum- Tum... Tum- Tum...Tum- Tum...
    nuestro corazón empezó así, y así acabará, con música, siempre con música...
    Bello Rumi, hermosa entrada, Gracias Sina

    ResponderEliminar
  8. Más allá de los pensamientos que evocan y del resto de emociones que percibimos la música como sonido armónico que es, altera la materia hasta el punto de modicar hasta su misma estructura. Energía, todo es energía, frecuencias que interactuan con el medio. Acaso no es también nuestro espiritu energía y la sutil caricia de esos sonidos que llamamos música lo modifica, como si lo moldease.
    Quizá no esté de más escoger bien la música que escuchamos.

    Gracias por tu entrada, por la música con la que siempre nos deleitas y por presentarme a Rumi (antes de pasar por tu casa no lo conocía, y en estos momentos estoy leyendo sus cuentos).

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  9. Ya lo creo Sina
    Qué tiene la música que atraviesa y llega hasta los rincones mas recónditos de nuestro ser?
    Hasta en el silencio escucho su melodía

    bella...bella...en su sintonía vibramos ,todos somos cuerdas de la misma arpa
    Gracias querida Sina
    cariños

    ResponderEliminar
  10. Pue si, la música, el elixir de los dioses ...
    Me alegro que te guste Santoshan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Es cierto, es muy importante saber elegir la música que escuchamos, su vibración penetra en nuestras células, existe esa fusión tan hermosa y sublime.
    Hoka hey me alegra mucho que estés leyendo a Rumí y que lo hayas conocido a través de mi espacio es un verdadero placer.
    Un amoroso abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Que bonito Arianna esto que dices, que todos somos cuerdas de la misma arpa, poesía pura.
    Gracias por tu visita, bella.
    Un abrazo dulce y amoroso para ti.

    ResponderEliminar
  13. Saludos cordiales.
    Sina.

    Existen sonidos maravillosos.
    Dulce el sonido de la esfera consciente del recto actuar.

    Atentamente
    Erick

    ResponderEliminar
  14. Si, es cierto, también existen sonidos maravilloso dentro de nosotros ...inspirados por los sonidos celestiales ;)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Es muy cierto.

    Cuando me olvido de escuchar la música que me eleva durante algún tiempo, noto que decae mi estado de ánimo.

    Besos desde el ocaso.

    ResponderEliminar
  16. Sigamos escuchando bella música que eleve nuestros espíritu ...
    Gracias por tu visita, Buscador.

    Besos.

    ResponderEliminar