¿Dónde debemos depositar nuestro amor y confianza?

Al igual que sucede en la narración, nosotros sabemos que para alcanzar cualquier objetivo no tenemos que seguir alteracion ninguna. Basándonos en ello, vamos
a presentar ahora un análisis del objetivo más elevado que puede alcanzar el ser humano.
Las escrituras védicas llegaron a la conclusión de que, consciente o inconscientemente, todas las personas intentan alcanzar uno de tres objetivos. Estos tres objetivos y los procesos que hay que seguir para conseguirlos se podrían resumir de la siguiente manera:
La mayoría de las personas sigue el camino que busca la felicidad mediante la satisfacción de los deseos relacionados con el cuerpo.
En sánscrito, el disfrute material recibe el nombre de bhukti.
Algunos siguen el camino de la liberación de los sufrimientos de este mundo y quieren saborear los placeres del yo interior.
La liberación en sánscrito se denomina mukti.
Finalmente, unos pocos quieren servir a Dios con una devoción amorosa y pura.
El servicio devocional se conoce con el nombre de bhakti o bhakti-yoga, que literalmente significa “unión con la Persona Suprema”.
Si analizamos cuidadosamente la afirmación anterior, nos daremos cuenta de que la búsqueda de todo ser humano se reduce exclusivamente a uno de estos tres móviles.
¿Pueden las cosas materiales hacer que seamos completamente felices?
Conseguir la felicidad a través del bienestar económico es el primer objetivo que se menciona en las escrituras védicas, y también el más extendido.
Cualquiera puede obtener placeres sensuales temporales (riqueza, fama, placer físico, etc.) siempre que su ambición sea lo suficientemente intensa, y las escrituras Védicas explican claramente el método para conseguirlos. De hecho, algunas de ellas tratan exclusivamente de cómo las personas pueden alcanzar esos logros materiales; y no solo en este planeta, sino también en planetas superiores.
Quienes no han tenido la fortuna de oír hablar de metas espirituales más elevadas buscarán lógicamente los burdos placeres del cuerpo y el mero disfrute sensual.
Este mundo material está diseñado de forma que podamos disfrutar con los sentidos materiales: los ojos, la lengua, los oídos, el estómago, los genitales...
La inmensa mayoría de la gente centra todos sus esfuerzos en lograr esos placeres efímeros, pero ¿consiguen realmente tener éxito? ¿Conocemos a alguien que sea siempre feliz?
Hay personas muy pobres que solo pueden pensar en cosas básicas para subsistir (como alimento, ropa o vivienda) y que experimentan felicidad al conseguir, por ejemplo, un trozo de pan. Un hombre rico puede experimentar ese mismo nivel de felicidad comprándose un yate nuevo. Si lo pensamos bien, la felicidad del rico no es mucho mayor que la del pobre.
Sea cual sea la situación en la que nos encontremos, siempre querremos ser más felices y difícilmente nos contentaremos con aceptar las cosas tal como se nos presentan.
El problema es que en realidad nunca podemos llegar a dar un placer duradero y real al cuerpo y a los sentidos materiales, ya que estos no son eternos y, tarde o temprano, van a desaparecer. Sin embargo, el alma, que es nuestra auténtica identidad, es eterna y está siempre instándonos a que profundicemos en nosotros mismos y conectemos con nuestra naturaleza más elevada. Solo en esa dimensión podremos encontrar la verdadera felicidad.
Srila Bhaktivedanta Narayan Goswami Maharash

8 comentarios:

  1. Con sólo preguntarse para qué hago lo que hago, surge la verdad. Estoy tratando de satisfacerme “yo”, pero ese yo es completamente ilusorio. Por lo tanto, busco ilusiones para mantener otra ilusión.
    Hermoso texto, querida Sina. Gracias por compartirlo. Un abrazo grandote.

    ResponderEliminar
  2. conectando con nuestro interior.....

    ....Solo en esa dimensión podremos encontrar la verdadera felicidad....

    toda reflexión ayuda a aceptar entender y comprender, gracias por ser portadora de ello

    abrazos cariñosos para tí

    ResponderEliminar
  3. Es solo otra gota de luz...
    Gracias querida Furia.
    Un amoroso abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Querida Arianna, tocaba poner este texto, sino no podía seguir, curioso, no?
    Más de lo mismo, con distintas palabras, o son las mismas?
    Un dulce abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  5. Morir antes de morir, despojándonos de todo aquello que no somos, para descubrir que la muerte... no existe.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. De acuerdo con tu texto.

    Solo la necesidad del alma en una profunda búsqueda para salir de nuestra prisión mental...es nuestro mejor bien, para uno y todos los seres humanos .

    ResponderEliminar
  7. Solo es un cambio, pero hay que estar preparado ...
    Besos para ti, Buscador.

    ResponderEliminar
  8. Asi, es Peregrina, es el camino para sentirnos en paz.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar