El Collar

... No es necesario ningún esfuerzo especial para realizar el Ser. Todos los esfuerzos se centran en eliminar el actual oscurecimiento de la Verdad. Una mujer lleva un collar en el cuello. Se olvida de él, cree haberlo perdido e, impulsivamente, se lanza a buscarlo aquí, allí y por todas partes. Al no encontrarlo les pregunta a sus amigos si lo han visto en alguna parte, hasta que uno de sus amigos, señalándole el cuello, le dice que se toque el collar que lleva ceñido. Así lo hace y se siente feliz por haber hallado su collar.
Y cuando, de nuevo, se encuentra con sus amigos, estos le preguntan si ya encontró su collar. Y ella les responde: "sí", como si lo hubiera perdido y recuperado. Su felicidad al descubrirlo ciñéndole el cuello es la misma que si hubiera recuperado algo suyo perdido. En realidad, nunca lo había perdido ni nunca lo recuperó. Y, no obstante, se sintió desgraciada y ahora es feliz. Ocurre igual con la realización del Ser.
Ramana Maharshi

18 comentarios:

  1. tus blogs, son bellisimos, datos entregados con dulzura, amor y paz...gracias Sina :)

    ResponderEliminar
  2. Ser es ser simplemente, y esta es una buena forma de decirlo. No se necesita algo a mayores para ser. Se es porque se existe y se piensa que diría Descartes, y mas allá del ser no hay nada ni se necesita nada, por dejaremos de ser como somos.

    ResponderEliminar
  3. Preciosa analogía!!
    cada vez que busque los lentes que llevo puestos la recordaré y volveré a disfrutarla.
    Un abracito, querida amiga, que tengas un día muy feliz.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Sina por hacerme comprender que puedo perder cualquier cosa menos lo mas esencial mi YO mas profundo,un abrazo grande!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por invitarme a la reflexión con tus palabras.
    Podemos perder cosas materiales o superfluas, pero nunca olvidar quienes somos, nuestra esencia.

    ResponderEliminar
  6. la perfección nos rodea como esa collar, y vamos de aqui para allá, intentando mejorarla.

    un saludo cariñoso, gracias Sina por el post

    ResponderEliminar
  7. Me encanta que te gusten!
    Gracias J. Marcos B.
    También es tu casa, ven cuando desees.
    Un dulce abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Es así, Raiz Verde, que más puedo añadir?
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Qué bien que tus lentes sean el recordatorio ...
    Así no los perderás ;)
    Yo ando todo el día en su busca ...
    Un amoroso abrazo, Marina.

    ResponderEliminar
  10. Gracias a ti anonima, esta historia es fácil de recordar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Es que es lo que somos ...
    Gracias Fernando, por tu visita.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Y no la mejoramos, ya es perfecta!
    Un cariñoso abrazo, Santoshan.

    ResponderEliminar
  13. Nos alegramos al recordar que el Sadgurú (RAMANA) está siempre con nosotros, a pesar que Él nunca nos había abandonado... Somos niños de su mano, nada más!

    La felicidad está siemre en nosotros, aunque nos empeñemos en que se ha marchado!

    GRACIAS SINA, por evocar al gran Maestro del Ser!

    ResponderEliminar
  14. Bienvenido Ganapati.
    Todo siempre está bien ;)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Sencilla y maravillosa comparación. Ojalá todos descubramos pronto que siempre estuvimos ahí, que no hemos dejado de Ser.

    Un beso grande Sina

    ResponderEliminar
  16. A veces despejo el modo de no buscar y permanezco en él. Se encuentra en el fondo del saco, cubierto de palabras y pensamientos. Siempre estuvo ahí.
    El mundo en que vivimos es increíblemente falso, Sina.
    Beso.

    ResponderEliminar
  17. Ya es así, querida Silver.
    Besos para ti.

    ResponderEliminar
  18. Tienes razón vivimos en un mundo falso, lleno de miedos escondidos.
    Pero, como tu dices, en el fondo del saco esta lo que siempre hemos buscado.
    Solo hay que parar y escuchar ...
    Besos.

    ResponderEliminar