Tomarse la vida en serio

Que nos tomemos la vida en serio no quiere decir que debamos pasarla toda meditando como si viviéramos en las montañas del Himalaya o en el Tibet de los antiguos tiempos. En el mundo moderno hemos de trabajar y ganarnos la vida, pero no debemos enredarnos en una existencia "de nueve a cinco" sin prestar ninguna consideración al sentido profundo de la vida. Nuestra tarea consiste en encontrar un equilibrio, encontrar el camino del medio, aprender a no volcarnos en preocupaciones y actividades accidentales, sino a simplificar nuestra vida cada vez más. La clave para encontrar un equilibrio feliz en la vida moderna es la sencillez.
En el budismo la disciplina consiste en hacer lo que es justo o apropiado; es decir, en una época excesivamente complicada, simplificar nuestra vida.
De allí surge la paz mental. Tendrá usted más tiempo para dedicarse a las cosas del espíritu y al conocimiento que sólo la verdad espiritual puede proporcionar, y que le ayudará a afrontar la muerte.
Lamentablemente, eso es algo que pocos hacemos. Quizá deberíamos formularnos ahora la pregunta: "¿Qué he logrado realmente en mi vida?". Con esto me refiero a cuánto hemos comprendido realmente acerca de la vida y la muerte. He hallado inspiración en los informes que se han publicado sobre los estudios de la experiencia de casi muerte, como los libros de mi amigo Kenneth Ring y otros autores. Un número sorprendente de los que sobreviven a un accidente casi mortal o a una experiencia de casi muerte describe "una revisión panorámica de la vida". Con asombrosa claridad y precisión, reviven los acontecimientos de su vida. A veces reviven incluso los efectos que sus actos han producido sobre otros, y experimentan las emociones causadas por sus actos. Un hombre le dijo a Kenneth Ring:
Me di cuenta de que todos somos enviados a la Tierra para descubrir y aprender ciertas cosas. Por ejemplo, a compartir más amor, a tratarnos con más amor los unos a los otros. A descubrir que lo más importante son las relaciones humanas y el amor, y no las cosas materiales. Y a darnos cuenta de que hasta la última cosa que uno hace en su vida queda registrada, y que, aunque uno no piense en ella y la deje de lado, siempre acaba surgiendo más tarde.
A veces esta revisión de la vida se produce en compañía de una presencia gloriosa, un "ser de luz". Lo que se advierte en los diversos testimonios es que este encuentro con el "ser" revela que los únicos objetivos serios en la vida son "aprender a amar a los demás y adquirir conocimiento".
Sogyal Rimpoché
El Libro Tibetano de la Vida y de la Muerte

19 comentarios:

  1. aprender a amar a los demás y adquirir conocimiento".

    Suficiente amiga, si llegamos a la meta con los deberes cumplidos, seremos licenciados en AMOR, los demás títulos carecerán de importancia

    Gracias por tu entrada y por la relajante música q. nos traes cada dia, mi meditación la he practicado compartiendo y escuchando
    un cálido abrazo Yamuna

    ResponderEliminar
  2. A mí también me ha impresionado la misma frase: "Aprender a amar a los demás y adquirir conocimiento". Creo que el único conocimiento que se necesita es el de aprender a amar a los demás. Lo otro vendrá por añadidura...
    En este sitio, lleno de gotas de luz, me regocijo con estos descubrimientos. Gracias, un abrazo desde el verano del lunes hasta el invierno del martes...

    ResponderEliminar
  3. Ser testigo de tanta luz, es hermoso. Gracias.
    Un amoroso abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Grandes y profundas verdades las que dice Sogyal Rimpoché. Sobre todo simplificar la vida, en tiempos de tanta complicación por nada.
    Un abrazo.
    Mónica.

    ResponderEliminar
  5. Me gustó mucho la frase de tu perfil. Tenemos la suficiente paciencia... espero tenerla.
    Mónica.

    ResponderEliminar
  6. Simplificar nuestra vida y poner en primer lugar a Dios -o amar, como quieras-, es lo máximo que podemos hacer para que todo comience a cobrar sentido. El exterior, con toda su infinita variedad, constituye el medio y nunca es el fin.
    Complicamos tanto nuestras vidas...
    Un abrazo...

    ResponderEliminar
  7. Querida Yamuna.

    Siempre me ha interesado la tanatología, pero a raíz de la muerte de mi hijo me volqué en este tema en profundidad.

    Uno de los libros más claros, talvez porque está occidentalizado, fue el Libro Tibetano de la Vida y de la Muerte de Sogyal Rimpoché. No oculto el dolor que me trae a la memoria, pero si es así es porque el Maestro quiere que hoy reviva eventos para mayor comprensión.

    Un calido beso., Gracias.

    ResponderEliminar
  8. Así es amiga, que fácil es pasar por la vida y que dificil lo hacemos nosotros.
    Un abrazo lleno de luz, Sina

    ResponderEliminar
  9. Gracias a ti Furia, por tus comentarios siempre tan acertados.
    Un abrazo muy amoroso, Sina

    ResponderEliminar
  10. Gracias Paula por estar aquí.
    Un abrazo muy luminoso y un beso, Sina

    ResponderEliminar
  11. A veces la simplicidad es la clave de todo ...
    Un abrazo luminoso para tí, Monica

    ResponderEliminar
  12. Así es Adonai simplificar es la base ...
    Un abrazo luminoso, Sina

    ResponderEliminar
  13. Querido Sankaradas, es cierto que Sogyal Rimpoché llega muy bien a la mente occidental.
    Siento mucho lo de tu hijo y que mi escrito te haya hecho recordar tu dolor, de verdad..
    Te mando un abrazo lleno de amor y mucha fuerza, Sina

    ResponderEliminar
  14. Namasté querida amiga,

    Es un texto muy sencillo y directo de Sogyal Rimpoché. Me gusta mucho. Es cierto, ir simplificando nos llevará a la paz y la serenidad.

    Un abrazo muy sreno y un beso lleno de buenas vibraciones para ti, Sina

    Naia

    ResponderEliminar
  15. Querida Sina

    Gracias por tu entrada!
    Om Sogyal Rimpoché... gracias por recordar tan sabio mensaje!
    Un beso Sina,
    Maribel

    ResponderEliminar
  16. Querida Naia, me alegro de que te guste el escrito de hoy.
    Hay que seguir simplicando ...
    Un abrazo lleno de luz, Sina

    ResponderEliminar
  17. Querida Maribel, gracias a ti por tu comentario.
    Sogyal Rimpoché para mí tiene la cualidad de saber llegar directamente al corazón, tuvo muy buenos Maestros.
    Un beso y un abrazo, Sina

    ResponderEliminar
  18. Querida Sina. Venit a tu espacio tan lleno de luz y paz es muy reconfortante.

    "aprender a amar a los demás y adquirir conocimiento".
    Sogyal Rimpoché

    Muy sabio lo que dice. Gracias por visitarme y estar ahí. Un abrazo Sina sigue esparciendo esas gotas que tanto bien hacen.

    ResponderEliminar
  19. Todo debería ser más sencillo. en realidad somos nosotros quienes lo complicamos. Lindo texto, me lo llevo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar