Abre tu corazón. La Luz llama. La Luz clama. Hoy sentirás la gran fuerza de mi espíritu guerrero manifestarse en el poder de estas palabras que llegan, con fe, para infundirte coraje en esta etapa crítica del proceso de ascensión. Tu mensaje debe llegar sin importar los obstáculos. Es necesario que sigas vibrando. Es imperioso que continúes religando. Eres guía. Es ahora cuando se necesita estar bien firme. Sigue sembrando. Sigue alumbrando. Alenta. Ama. Brilla. Eres luz. Despertar es recordar. Recordar es empoderarse y moverse para cumplir con nuestro destino de ayudar a liberar a quienes sienten que sus corazas les impiden ser más humanos. Por eso, aunque estés cansado, aunque todavía no veas el fruto de tu labor, no te detengas. La energía que proviene desde el centro de la galaxia divide las aguas, potenciando el modo de vibrar. Tu tarea es vital. Mas personas aún deben comprender la importancia de este momento sagrado. Estamos ascendiendo hacia una nueva dimensión. La Tierra lo sabe. En tanto nuestro planeta siga aumentando su frecuencia y cada una de nuestras células se sincronice con su vibración, percibiremos que el día se vuelve más y más corto. Esto quedará evidenciado en una mayor sensación de aceleración y confusión, pues la mente estará agitada. Persiste. Que otros sepan que es hora de ingresar al corazón para encontrar la paz que externamente no se encuentra. No pregonamos el amor en el sentido poético. Somos conscientes de que al vibrar en el amor florecen los dones y talentos. El miedo, en cambio, los marchita e impide desplegar el increíble potencial lumínico que llevamos dentro. Tenemos tarea por desarrollar. Acudimos a iluminar la oscuridad que anida en la inconsciencia. Somos mensajeros consagrados a la Luz, cumpliendo con nuestro bello acuerdo álmico de hacer relumbrar la trama que enaltece y sustenta la vida. Este es nuestro tiempo. Acordamos venir. Acordamos servir. Acordamos sentir. Acordamos despertar para activar y dispersar la mágica esencia divina que guía y anima a volar en la luz de la consciencia. Somos la señal del cambio. Emitimos la radiación cristalina que transformará a la Madre Tierra en un grandioso corazón, en donde quedará grabado -en cada grano de arena, en cada gota de agua- que triunfó el amor. Lo estamos logrando. Vibra. Ama. Destella. Eres luz.
Julio Andrés Pagano

6 comentarios:

  1. Tu entrada ha sido un bálsamo. Gracias infinitas

    ResponderEliminar
  2. Me alegro mucho de haberte servido.
    Un abrazo muy amoroso, Sina

    ResponderEliminar
  3. Muy hermoso texto, Sina. Ya lo he leído un par de veces y se me hace que volveré a él. Da gusto sentir esa vibración que transmite. Y gracias a ti, por transmitirlo... Un abrazo cálido para ti.

    ResponderEliminar
  4. Sina querida, no sabes lo que me gusta y me llegan las palabras de Julio Andrés!

    Desde hace tiempo me suscribí a Tu Luz Interior, y perídicamente, una vez al mes o así, me llegaban sus palabras... (Incluí "Triunfamos" en el blog)... y justamente, desde entonces no me ha llegado nada de él... y es porque tenía que ser a través de tu lindo y sereno espacio!

    Infinitas gracias por regalarnos su vitalidad, su confianza y ánimo, instándonos a que elevemos nuestra vibración, que tanto necesita nuestra Madre Tierra y con ella toda la humanidad!

    Un beso muy fuerte!

    ResponderEliminar
  5. Qué hermoso texto, infunde fuerzas y vida.
    Es para agradecer el estar en esta etapa de la humanidad y saber que es por algo, saber que todos tenemos un trabajo a realizar y cada uno en su medida puede contribur con su gotita de luz.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que sí, la vobración es muy alta, tenemos que rodearnos de textos así que nos ayudan a seguir ...
    Gracias, querida Furia.
    Un abrazo muy luminoso, Sina


    Querida Joy.
    Pues ya ves, me debía tocar a mí repartirlo ... en cuanto lo leí no dude que debía compartirlo y extenderlo por donde pudiera.
    Un abrazo desde el corazón, Sina


    Pienso como tu, querida Marina, estamos en una etapa importante en la que todos los que estamos concienciados debemos mantener la energía en alto, para ayudar a todos los demás.
    Hay que repartir muchas gotitas de luz por doquier ...
    Muchos besos, bella acuariana

    ResponderEliminar