Aunque se nos ha hecho creer que sí dejamos de aferrarnos acabaremos sin nada, la propia vida demuestra una y otra vez lo contrario: que el desprendimiento es el camino que lleva a la auténtica libertad.
Así como las olas no causan ningún sufrimiento a las rocas al chocar contra ellas, sino que las erosionan y esculpen dándoles bellas formas, también los cambios pueden moldear nuestro carácter y suavizar nuestras aristas. Mediante los cambios podemos aprender a cultivar una compostura apacible pero inconmovible. Nuestra confianza en nosotros mismos va en aumento, y llega a ser tan grande que la bondad y la compasión empiezan a emanar naturalmente de nosotros y a llevar alegría a los demás.
Esta bondad es lo que sobrevive a la muerte, una bondad fundamental que está en todos y cada uno de nosotros. Nuestra vida entera es una enseñanza sobre cómo descubrir esta poderosa bondad y un entrenamiento para realizarla.
Sogyal Rimpoché

10 comentarios:

  1. Bello!...como siempre!
    Espero con ansia tus post para seguir iluminandome. Siempre encuentras las palabras justas.
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Qué bien eliges y cuánto bien haces con tus textos!

    Realmente te hacen portadora de esa bondad y compasión de las que nos habla impecablemenete Sogyal Rimpoché...

    Muchos besos, querida Sina

    ResponderEliminar
  3. Desprendimiento... libertad... cambios... confianza en nosotros mismos...

    Todo resuena profundamente en el interior.

    Luxiyá.

    ResponderEliminar
  4. Gracias mi Querida Sina, una preciosa entrada...portadora en esencia de esa bondad a la cual se refiere!
    Gracias Sina por compartirla
    Un fuerte abrazo amiga,
    Maribel

    ResponderEliminar
  5. Hola amiga .

    Experimento que en esos cambios ocurren autenticos milagros...son como partos donde se gesta todo el explendor

    ResponderEliminar
  6. Desprendernos de todo lo que nunca poseímos. Visto así, es tremendamente fácil. Da gusto leer un texto como éste, fluido, lleno de entusiasmo. Gracias, Sina, por compartirlo. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  7. Me siento muy halagada por tu atención, pero, me da que voy guiada en los post, solo soy un simple instrumento ...
    Eres bella, tienes un alma muy limpia, gracias por venir a ver mi blog, de verdad, gracias.
    Un abrazo lleno de luz para ti, Victoria


    Muchas gracias, querida Joy por tus palabras.
    Me alegro mucho de que te sirvan los textos ...
    Muchos besos.


    Así es Alejandra, todo los cambios nacen desde el interior ...
    Un abrazo fuerte.


    Querida Maribel, las gracias te las doy yo a tí, por tu visita y tu atención.
    Un abrazo lleno de luz.


    Pienso como tu Peregrina, en los cambios hay auténticos milagros, a media que nos vamos desapegando va surgiendo la magia, no olvidemos que la magia es solo en el momento presente.
    Un abrazo.


    Gracias a ti, querida Furia, por estar aquí y compartir siempre tu punto de vista conmigo.
    Un abrazo desde el corazón.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Amelia, por pasarte por mi blog.
    Un abrazo luminoso, Sina

    ResponderEliminar
  9. ¡Cuánta verdad posa en esta entrada! Y la foto bellísima...

    Nanit, ánima preciosa!

    Amber

    ResponderEliminar