La paz interior

Te sorprendería comprobar los beneficios físicos, mentales y espirituales que pueden derivarse del recogimiento en Dios.
Los santos de la india aconsejan no sólo un día a la semana de retiro, sino que destacan la necesidad de recogerse a diario durante cuatro períodos determinados. Temprano por la mañana, antes de ver a nadie, permanece en calma, disfrutando de la paz. Al mediodía, antes de iniciar tu almuerzo, guarda silencio durante unos minutos, y al atardecer, antes de la cena, dispón de otro período de quietud. Por último antes de acostarse, disfruta del silencio una vez más. Aquellos que se recogen fielmente y guardan silencio durante los cuatro períodos del día mencionados no pueden sino sentirse en armonía con Dios. Quienes se vean imposibilitados para realizar esta práctica cuatro veces al día deberían disponer de un período cada mañana y cada tarde para dedicarlo sólo al Señor. Si lo haces así, tu vida cambiará, serás más feliz.
Paramahansa Yogananda

5 comentarios:

  1. Es muy importante dedicar un tiempo en el día a estar en paz, hasta que esa paz se pueda vivenciar todo el tiempo posible. Estar en silencio lo más profundo que se pueda. Lamenteblemente el ritmo de la vida que hacemos no nos permite a todos tomarnos muchos momentos, pero es importante hacerlo todo lo que se pueda..
    Los beneficios son grandísimos, sobre todo para quienes tenemos tendencia a la ansiedad.
    Yo tengo esperanza de que llegue el momento en que se enseñe este tipo de cosas en las escuelas, ya que son cosas importantes para la vida y para estar bien (y nos enseñan tantas cosas que nunca nos sirven de nada...)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. En esos espacios de soledad y silencio es donde se encuentra la paz, al encontrarnos con nosotros mismos.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  3. Ya hay escuelas, muy pocas, pero las hay que desde pequeños enseñan a los niños a conectar con el Ser. El resto debemos hacerlo los padres, es una de nuestras misiones en la tierra.
    Un abrazo luminoso, querida Marina

    ResponderEliminar
  4. Así es Angeles, en la soledad y la quietud ...
    Muchos besos, Sina

    ResponderEliminar
  5. No sabía que ya hay escuelas así, qué bueno lo que me comentás. Ojalá cada vez sean más.
    Un abracito.

    ResponderEliminar