Londres, Abril 1980

He venido a escucharle por primera vez, ¿podría hablarme de su filosofía de la vida?

Comencemos por considerar por qué has venido hoy aquí. Si buscas el motivo, descubrirás en ti un sentimiento de carencia interior, una especie de hambre que tratas de satisfacer viniendo aquí. Antes de seguir adelante, debes comprender que no hay realmente nada que alcanzar. Cuando te convences completamente de esto, tiene lugar una detención. Toda la energía previamente expandida hacia cualquier objetivo retorna a su origen y eres retrotraído a tu presencia. En un principio, puede tratarse de una presencia a algo, porque está en la naturaleza de los ojos el ver y en la de los oídos el oír. Pero cuando visión y audición quedan libres de motivo, finalidad e intención, no pertenecen ya sólo a los ojos y oídos. La atención no cualificada es multidimensional: todo el cuerpo oye y puedes sentir, aunque no de forma sensorial, que visión y audición aparecen en ti, en tu presencia global. Al final, incluso visión y audición desaparecen en esta presencia y tú eres uno con ella. En última instancia, no hay ya un sujeto que ve ni un objeto que es visto. Hay sólo unidad.

Esto es lo que vengo a comunicarte aquí. La identidad con esa presencia, con esa totalidad, con esa plenitud, es meditación, pero no hay nadie que medite ni objeto sobre el que meditar. Esto, pues, no pertenece a la filosofía. Es tu naturaleza real.

¿No equivale esto a descubrir lo que realmente somos?

Sí, pero nunca podemos conocer quiénes somos realmente como conocemos otras cosas, porque somos el proceso de conocer. Debemos, pues, admitir que somos conocimiento. Todo lo demás es sólo un concepto.

Pero podemos tener un resplandor fugaz de ello, un destello que provoca una certeza que después no podemos olvidar. Por eso nos esforzamos en volver de nuevo a esa situación.

Jean Klein- La Sencillez del ser

16 comentarios:

  1. gracias Sina, por esta "declaración de intenciones" de j.Klein. Clara y transparente como casi todo lo que escribe.
    Aunque después hay algunos que opinan...

    bello piano...
    un saludo cariñoso

    ResponderEliminar
  2. Gracias Sina, no se puede entender algo sin tener conciencia
    con la meditación permitimos a la mente liberarse en sus fijaciones y descansar en su fuente, así te retraes a tu presencia

    son destellos quizá que iluminan de pronto y nos hacen descubrir o plantearnos qué somos

    Un amoroso abrazo para tí por estas gotitas de luz

    Me gustó la entrada sencilla y reflexiva

    ResponderEliminar
  3. Ese es el camino, llegar a esa unidad con el Todo. Disfrutar de la sencillez de ser...

    Un beso grande

    ResponderEliminar
  4. Me encanta Jean Klein!
    La sencillez del ser es él mismo explicando!

    La identidad no pertenece a la filosofía, es tu naturaleza real! Es genial la forma de expresarlo!

    Y sobre todo: Hay sólo unidad, sólo Amor.

    Somos Conocimiento... pero con destellos de ese Amor o ser universal.

    Gracias Sina por este hermoso Post!

    Te seguiré visitando y te linkeo!

    Namasté Amiga!

    ResponderEliminar
  5. Saludos cordiales.

    Filosofar es buscar la verdad.
    Pero...
    Cuando la encuentras, a la verdad...
    ¡La filosofía muere!

    Atentamente
    Erick Bojorque

    ResponderEliminar
  6. Leer estas sabias palabras me hicieron recordar a la primera vez que tuve una experiencia de trascendencia.
    Era adolescente, había hecho mis primeros cursos de Meditación Trascendental y meditaba tres veces al día, siempre esperando lograr trascender y conocer esa experiencia que relataban algunos maestros y avanzados que yo admiraba mucho.
    Había pasado un tiempo y viendo que no lo conseguía pensé que no estaba capacitada para llegar a ese tipo de percepción... ahí fue que me relajé y medité sin buscar nada... Y sucedió el milagro de la eternidad en un instante.
    Cada vez que recuerdo ese primer encuentro profundo conmigo misma, con la verdad, me emociono muchísimo, me siento muy feliz.
    Ahora lo he recordado al leer, y estoy muy feliz.
    Te dejo un abrazo. Que tengas un fin de semana maravilloso.

    ResponderEliminar
  7. Gracias a ti Santoshan.
    Pienso como tu Jean Klein es sencillo y transparente.
    Me alegro que te guste Glass.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Siempre son destellos de luz que van abriendo nuestra consciencia y nuestra mente.
    Gracias a ti, bella amiga.
    Un dulce abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Disfrutar de la sencillez del ser ... parece sencillo, verdad? Tenemos que irnos despojándo de todo para llegar cada día más a Él ...
    Gracias, querida Silver.
    Un amoroso abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Bienvenido Willy a mi espacio!!!
    Me alegro que te sientas bien aquí.
    Que bien que te guste Jean Klein, así podremos seguir compartiendo sus enseñanzas.
    Namaste.

    ResponderEliminar
  11. Que cierto lo que dices, Erick.
    Gracias por tu visita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Siempre tenemos experiencias en la luz. Yo le llamo regalos, porque no somos capaces de llegar a ellos sin ayuda. Y si que es cierto que
    hay veces que leer a otros que han pasado por experiencias parecidas nos hacen recordar y ponernos en contacto con esa energía que sigue dentro de nosotros.
    Un placer que hayas recordado.
    Buen fin de semana también para tí, bella amiga.
    Un dulce y amoroso abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Un gran Maestro! Y un artista!
    Un abrazo y gracias por traernoslo!

    ResponderEliminar
  14. Sencillas palabras que se hacen grandes!!!!
    Un abrazo Sina y muchos cariños.
    Maribel

    ResponderEliminar
  15. Me gusta todo lo que es sencillo ... ;)
    Un abrazo, querida Maribel.

    ResponderEliminar